Tratamiento de lesiones del hombro en general

La detección temprana es la clave para prevenir las lesiones graves de hombro. Para ello, es necesario el examen médico, estudios radiográficos y de laboratorio, así como también, eventualmente, la resonancia magnética nuclear. Esto ayuda a establecer un diagnóstico para poder indicar el tratamiento correcto a seguir.

El tratamiento médico consiste en:

  1. Administrar medicación para el alivio del dolor.
  2. La fisioterapia es muy útil para calmar el dolor y reducir la inflamación.
  3. Poner en reposo a la articulación evitando los movimientos repetitivos.
  4. La kinesioterapia es de gran utilidad, además de los ejercicios que debe realizar el paciente en su domicilio varias veces al día, para estirar las estructuras retraídas y fortalecer las debilitadas.

Una vez aliviado el dolor y recuperada la movilidad y la fuerza muscular, se indica una serie de recomendaciones para evitar recidivas (reincidencias de la molestia) como la modificación de las actividades cotidianas, laborales o deportivas, o la reducción de los excesos de ejercicio pueden ayudar a prevenir el dolor de hombro. Con este tratamiento la gran mayoría de casos (alrededor del 90%) se resuelven favorablemente.

Existe un pequeño porcentaje de pacientes en los que persiste el dolor y la inflamación luego del tratamiento médico. Por otra parte, algunos problemas del hombro, como la luxación recidivante y los desgarros importantes del manguito rotador pueden requerir cirugía de entrada. En estos casos se está indicado el tratamiento quirúrgico, que puede ser:

  1. Abierto, a través de una incisión quirúrgica.
  2. Mixto: con la ayuda del artroscopio y a través de una incisión mas pequeña llamada en inglés “mini open”.
  3. Todo artroscópico. A través de pequeñas incisiones de cinco milímetros por las que se introduce una óptica con una cámara de televisión acoplada y el instrumental de trabajo. La ventaja de este procedimiento es que no deja una gran cicatriz (muy ventajosa en la mujer), deformidades en el músculo deltoides y permite al paciente un post operatorio mas confortable, prácticamente sin dolor, con menos complicaciones y una rápida recuperación, ya que a las pocas horas de operado comienza a realizar ejercicios permitiendo, de esta forma, una recuperación mucho más rápida. Por otra parte, la artroscopía permite al cirujano ortopedista ver dentro de la articulación con un telescopio iluminado y puede diagnosticar las causas de dolor en el hombro que no son evidentes en el examen físico, radiografías, resonancia magnética nuclear u otras pruebas.

Con cualquiera de los métodos empleados, el procedimiento consiste en resecar los tejidos inflamados y reparar los dañados.




Centro Modelo Junín, Pellegrini 171, Junín Bs As
Solicitar turno al Te/Fax (0236) 443-3380 - Secretarias: Laura y Silvina
secretaria@drestebancaleta.com.ar
©2010-2014 Esteban Caleta