Esguince de tobillo

El esguince de tobillo es una lesión muy común. Le puede ocurrir un esguince de tobillo a los deportistas y no deportistas, niños y adultos. Puede ocurrir también cuando usted realiza gimnasia o simplemente caminando sobre una superficie irregular o inclinada.

Los ligamentos del tobillo mantienen los huesos del tobillo y la articulación en su lugar. Ellos protegen la articulación del tobillo de los movimientos anormales de torsión y sobre todo de giro, tracción y laterales del pie.

C:\Users\owner\Pictures\Web\web 2\Tobillo\tobillo 2.jpg

Un ligamento es una estructura elástica. Los ligamentos se extienden por lo general dentro de sus límites para luego volver a su posición normal. Cuando un ligamento se ve obligado a ir más allá de su rango normal, se produce un esguince. Un esguince grave causa ruptura real de las fibras elásticas de los ligamentos.

El esguince del tobillo ocurren cuando el pie realiza un movimiento anormal de giro hacia adentro o afuera del pie, o cuando la pierna gira con el pie plantado al piso por el calzado. Esto hace que los ligamentos se estiren más allá de lo normal y se desgarren o rompan. Se puede escuchar un "ruido" incluso y el dolor y la hinchazón sobrevienen como resultado. Usted puede perder el equilibrio si el pie se coloca de manera desigual en el suelo y caerse si el pie no lo puede sostener.

Cuando se aplica demasiada fuerza a las estructuras del tobillo los ligamentos se rompen. La cantidad de fuerza determina el grado del esguince. A un esguince leve se le llama de grado 1, a un esguince moderado grado 2 y uno severo de grado 3.

  • Esguince de grado 1: hay un ligero estiramiento y algunos daños a las fibras del ligamento.
  • E sguince de grado 2: significa que hay rotura parcial del ligamento. Si se examina la articulación del tobillo, se la mueve con maniobras precisas y se percibe una flojedad anormal, es que se ha producido laxitud en la articulación.
  • E sguince de grado 3: En estos casos hay ruptura completa de los ligamentos. Si el médico tracciona o empuja con movimientos precisos el pie y éste se desplaza del tobillo es porque se ha producido grave inestabilidad.

Los factores de riesgo

Los factores que aumentan el riesgo de un esguince de tobillo son:

  • La participación en deportes. Los esguinces de tobillo son lesiones deportivas comunes. Los deportes que requieren girar el pie, como el basquetbol, el tenis, el fútbol o correr en terrenos sinuosos pueden hacerlo vulnerable a un esguince de tobillo, sobre todo si tiene sobrepeso. Practicar deportes sobre una superficie irregular también puede aumentar su riesgo.

 

Ankle Sprain tenis.jpg

  • Lesiones previas de tobillo. Una vez que se ha torcido el tobillo o que tuvo otro tipo de lesión en el tobillo, es más probable que sufra una nueva torcedura.

Diagnóstico

Consulte a su médico si sufre dolor e inflamación del tobillo y usted sospecha de un esguince de tobillo. Él puede pedir radiografías para asegurarse de que usted no tiene una fractura en el tobillo o el pie. Un hueso roto puede tener síntomas similares de dolor e hinchazón. Puede haber también dolor sobre el ligamento lesionado.

Si no hay ningún hueso roto, el médico le dirá el grado de su esguince de tobillo basado en la cantidad de inflamación, dolor y hematomas. El examen físico puede ser doloroso. El médico puede tener que mover el tobillo de varias formas y direcciones para ver cual es el ligamento que se ha roto.

Si hay un desgarro de los ligamentos, el tobillo se vuelva inestable y es posible que también esté dañado el cartílago de la superficie de la articulación. El médico puede ordenar una resonancia magnética si sospecha de una lesión muy grave en los ligamentos, del cartílago o de una lesión osteocondral (cartílago y una pequeña porción del hueso que esta por debajo). La resonancia magnética puede asegurar si el diagnóstico es correcto y puede ser ordenada después de que se resuelve el período de hinchazón y moretones.

Tratamiento

Caminar puede ser difícil debido a la hinchazón y el dolor. Es posible que tenga que usar muletas si el caminar causa dolor. Por lo general, la inflamación y el dolor van a durar dos o tres días. Dependiendo del grado de lesión, el médico puede recomendar el uso de dispositivos removibles de plástico como walkers o férulas.

img.jpgimg3.jpg

La mayoría de los esguinces de tobillo sólo necesitan un período de entre cuatro a seis semanas protección para sanar. El médico puede indicarle que comience a realizar movimientos del tobillo en forma temprana, durante el proceso de curación, para evitar la rigidez. El ejercicio también lo ayudará a percibir la posición, la ubicación y la orientación del pie y también percibirá el grado de movimiento del tobillo, o sea la propiocepción. Incluso una rotura completa del ligamento puede sanar sin intervención quirúrgica si se inmoviliza adecuadamente. También, si el tobillo tiene un desgarro crónico puede funcionar muy bien, ya que los tendones que pasan por él ayudan con la estabilidad y el movimiento.

Image1545.jpgImage1551 2.jpg

Para un esguince de grado 1, se recomienda reposo, aplicar hielo, compresión con una venda elástica o estribos de tela adhesiva y elevar el tobillo.

  • Ponga el tobillo en reposo el tobillo y no se apoye sobre él al caminar.
  • El hielo debe aplicarse de forma inmediata porque ayuda a que la hinchazón no aumente. Se puede utilizar durante 20 minutos o 30 minutos, tres o cuatro veces al día, en las primeras 24 a 72 horas. Combine el hielo con vendaje para disminuir la hinchazón, dolor y la discapacidad. No aplique el hielo directamente sobre la piel por el riesgo de lesionarla. Utilice una toalla para envolver la bolsa de hielo.
  • Compresión con vendajes firmes, inmovilizan y mantienen disminuída la inflamación.

 

  • Elevar el tobillo por encima del nivel del corazón durante 48 horas, especialmente de noche.

Para un esguince de grado 2, las indicaciones anteriores también se pueden utilizar y habrá que disponer de más tiempo para la curación. El médico también puede utilizar un dispositivo para inmovilizar o una férula en el tobillo.

Un esguince de grado 3 puede estar asociado con la inestabilidad permanente. La cirugía rara vez es necesaria. Se puede utilizar un inmovilizador o una férula ortopédica durante dos a tres semanas.

La rehabilitación se utiliza para ayudar a disminuir el dolor y la hinchazón y para prevenir problemas crónicos de tobillo. Se puede utilizar también ultrasonidos y estimulación eléctrica según necesidad para aliviar el dolor y la hinchazón. Al principio, los ejercicios de rehabilitación pueden ser activos, de movimientos controlados de la articulación del tobillo y sin resistencia.

Image1546 2.jpgImage1547 2.jpgImage1548 2.jpg

Image1550 2.jpg

 

Se pueden realizar ejercicios en el agua si los ejercicios de fortalecimiento, como elevar la punta del dedo gordo son demasiado dolorosos. Según la tolerancia se pueden agregar ejercicios de las extremidades inferiores y actividades de resistencia. El entrenamiento de la propiocepción es muy importante, ya que una pobre propiocepción es una de las principales causas del esguince a repetición y de una articulación inestable de tobillo. Una vez que el tobillo esté libre de dolor, se pueden añadir otros ejercicios, como ejercicios de agilidad. El objetivo es aumentar la fuerza y rango de movilidad a medida que el resto mejora con el correr de los días.

Todos los esguinces de tobillo se recuperan en tres fases:

  • Fase 1 incluye reposo, proteger el tobillo y reducir la inflamación (una semana).
  • Fase 2 comprende la restauración del rango de movimiento, de la fuerza y de la flexibilidad (una semana o dos semanas).
  • Fase 3 comprende el regreso gradual a las act ividades que no requieren girar o torcer el tobillo y hacer ejercicios de mantenimiento. Esto será seguido más tarde por ejercicios enseñen a realizar actividades que requieren frenadas bruscas y giros repentinos tales como las que se realizan en el tenis, basquetbol o en el fútbol (varias semanas o meses).

Medicación

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (DAINE) pueden usarse para controlar el dolor y la inflamación.

Resultado a largo plazo

Si no se reconoce un esguince de tobillo y no es tratado con la debida atención y cuidado el resultado puede ser la aparición de problemas crónicos tales como dolor, inestabilidad y el comienzo de artrosis.

Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico de los esguinces de tobillo es raro. La cirugía se reserva para las lesiones que no responden al tratamiento conservador porque continúan con dolor o hinchazón permanente y para inestabilidad persistente luego que se realizó varios meses de rehabilitación y de tratamiento.

Las opciones quirúrgicas incluyen:

  • Artroscopía: es un procedimento en donde el médico observa el interior de la articulación para ver si hay fragmentos sueltos de hueso o cartílago o una parte del ligamento atrapado en la articulación.
  • Reconstrucción: El cirujano repara la rotura de ligamentos con suturas o utiliza otros ligamentos y / o tendones que se encuentran en el pie y alrededor del tobillo para reparar los ligamentos dañados.

Rehabilitación

La rehabilitación después de la cirugía implica tiempo y atención para recuperar la fuerza y rango de movimiento para que pueda volver a funcionar como antes de la lesión. La cantidad de tiempo que va a durar la recuperación dep ende de la extensión de la lesión y la importancia de la cirugía que se realizó. La rehabilitación puede tomar de semanas a meses.

Prevención

Usted no puede prevenir absolutamente otra lesión, pero hay cosas que usted puede hacer para reducir el riesgo de sufrir esguinces de tobillo.

  • Mantenga la fuerza, el equilibrio muscular y la flexibilidad.
  • No practique deportes ni participe en actividades para las cuales no está acondicionado.
  • Tómese un tiempo para entrar en calor y elongar los músculos gemelos y el tendón de Aquiles antes de hacer ejercicios y actividades vigorosas.
  • Preste atención a las superficies del piso al caminar, correr o en el trabajo, sobre todo si está apurado.
  • Practique entrenamiento de la estabilidad y ejercicios de equilibrio si tiene riesgo de sufrir esguinces.

  • Use zapatos buenos. Los tacos muy elevados agregan un riego extra.
  • Preste atención a las señales de advertencia de su cuerpo para reducir la actividad cuando se sienta con dolor o fatiga.

El uso de “tobilleras” o vendajes especiales mientras practica deportes pueden reducir el riesgo de otra lesión, pero esto no ha sido probado de manera concluyente. Si tuvo un mal año deportivo, valdría la pena hacer un programa de re-entrenamiento para los nervios propioceptivos del tobillo.

Esguince crónico

Si usted tuvo un esguince de tobillo en el pasado, usted puede seguir sufriendo esguinces si los ligamentos no tuvieron tiempo para sanar completamente. Si el esguince ocurre con frecuencia y el dolor persiste durante más de cuatro a seis semanas, es posible que tenga un esguince crónico de tobillo. Las actividades que tienden a empeorar el tobillo luego de sufrir un esguince incluyen caminar sobre superficies irregulares, actividades bruscas y los deportes que requieren de movimientos laterales o torsión del pie, como el atletismo, el basquetbol, el tenis y el fútbol.

Posiblemente las complicaciones de los esguinces de tobillo y del tratamiento sea una propiocepción anormal. El desequilibrio y la debilidad muscular es posible sea la que causa de una nueva lesión. Si esto sucede una y otra vez, puede persistir una situación crónica con inestabilidad, la sensación de que “el tobillo se va” mientras camina (lo que significa que hay una grosera laxitud) y dolor crónico. Esto también puede suceder si usted regresa al trabajo, a los deportes u otras actividades sin dejar que el tobillo cure y se rehabilite.

Links relacionados

American Academy of Orthopaedic Surgeons: http://www.aaos.org/

British Orthopaedic Foot & Ankle Society: http://www.bofas.org.uk/

Mayo Clinic: http://www.riversideonline.com

 

Ver artroscopía de tobillo



Centro Modelo Junín, Pellegrini 171, Junín Bs As
Solicitar turno al Te/Fax (0236) 443-3380 - Secretarias: Laura y Silvina
secretaria@drestebancaleta.com.ar
©2010-2014 Esteban Caleta