Lesiones del tendón del bíceps

La tendinitis de la porción larga del bíceps es una inflamación o irritación del tendón del bíceps. Esta estructura fuerte, similar a un cordón, conecta el músculo bíceps del brazo a los huesos del hombro. Su función es flexionar el codo, poner la palma de la mano hacia arriba y estabilizar el hombro cuando llevamos la mano por encima y detrás de la cabeza.


Los síntomas más comunes de la tendinitis del bíceps son el dolor en la parte delantera del hombro y la debilidad para elevar el brazo. La tendinitis de bíceps por lo general ocurre junto con otras lesiones del hombro, como daños en el manguito rotador e inflamación de los tejidos que están a su alrededor.

En las primeras etapas de la tendinitis del bíceps, el tendón se vuelve color rojo y se inflama haciéndose más grueso. Si la inflamación persiste en el tiempo, los daños en el tendón pueden provocar la rotura parcial o total del mismo, en forma espontánea, al producirse una caída o al levantar un objeto pesado. Debido a que el bíceps posee 2 tendones, uno corto y otro largo, muchas personas pueden seguir utilizando su bíceps, incluso después de una rotura completa de la porción larga.

Cuando se desgarra el tendón del bíceps también se pueden dañar otras estructuras del hombro, como los tendones del manguito rotador.

Causas

En la mayoría de los casos, los cuadros de fricción, los daños en el tendón del bíceps y las lesiones del manguito rotador se deben a la actividad que desarrollamos a lo largo de la vida, en forma repetitiva que provocan un desgaste diario. A medida que envejecemos nuestros tendones poco a poco se debilitan y a esto se le llama degeneración, producida por un uso excesivo del hombro y haciendo movimientos repetitivos una y otra vez como los que se producen al nadar, jugar al tenis o con actividades cotidianas que elevan la mano por encima de la cabeza, como peinarse por ejemplo.

Factores de Riesgo


1. La Edad

El riesgo de un desgarro del tendón del bíceps o la rotura del manguito rotador aumentan con la edad. Las personas mayores han tenido más años de desgaste de sus tendones que los jóvenes.

2. La Actividad

Realizar actividades pesadas en general o el exceso de carga durante el levantamiento de pesas son ejemplos de este riesgo. Muchos trabajos requieren levantar la mano por encima de la cabeza con objetos pesados y de esta forma sufren un exceso de desgaste de sus tendones. El uso excesivo del hombro en deportes generales que provocan movimientos repetitivos como la natación, voleibol, basquetbol o el tenis pueden causar más desgaste del tendón.

3. Tabaco

La nicotina en los individuos que fuman puede afectar la nutrición en el tendón.

4. Medicamentos con corticoides

El uso de medicamentos esteroides por un tiempo prolongado está vinculado a lesiones del músculo y a debilidad del tendón.

Síntomas

• Dolor repentino y agudo en la parte superior del brazo, a veces se escucha un chasquido.
• Calambres del músculo del bíceps con el uso intenso del brazo.
• La aparición de moretones en la piel del brazo.
• Debilidad en el hombro y el codo.
• Dificultad para girar el brazo o la palma de la mano hacia arriba.
• Debido a que el tendón desgarrado completamente ya no puede mantener el músculo bíceps a tensión, aparece una protuberancia en la parte anterior del brazo por encima del codo que se denomina signo de Popeye, en recuerdo de la caricatura del marino con músculos prominentes en su brazo.


Ver: Tratamiento - Lesiones del tendón del bíceps

Centro Modelo Junín, Pellegrini 171, Junín Bs As
Solicitar turno al Te/Fax (0236) 443-3380 - Secretarias: Laura y Silvina
secretaria@drestebancaleta.com.ar
©2010-2014 Esteban Caleta