Inestabilidad del hombro

El hombro es la articulación con mayor movilidad del cuerpo. Ayuda a levantar el brazo, girarlo y llegar por encima de la cabeza y es capaz de moverse en todas las direcciones. Esta mayor amplitud de movimiento, sin embargo, resulta en una menor estabilidad.

El hombro se compone de tres huesos: el hueso del brazo (húmero), la escápula (omóplato), y la clavícula. La cabeza del húmero es una bola que se une a una superficie ligeramente cóncava de la escápula que la recibe llamada glenoides a través de tejidos y ligamentos fuertes que la mantienen unida.

La inestabilidad del hombro se produce cuando la cabeza del hueso del brazo (húmero) es forzada a salir de la cavidad del hombro. Esto puede ocurrir como resultado de un traumatismo o por el uso excesivo de la articulación.

Hay 3 formas comunes de inestabilidad del hombro


1. Luxación aguda

Cuando por efecto de un traumatismo deportivo o una caída con el brazo estirado o un movimiento forzado de la articulación la cabeza del húmero se sale de la glenoides y los tejidos y ligamentos que la sostienen se rompen. A esta situación se la denomina también dislocación del hombro. La luxación del hombro puede ser total o parcial y en este caso se llama subluxación. Una primera luxación severa puede llevar a trastornos continuos, dando una sensación de inestabilidad en el paciente. Una vez que se ha luxado un hombro, es vulnerable a repetir episodios. Hay personas que han sufrido varios episodios de luxación y a esta situación se la llama inestabilidad crónica o luxaciones recidivantes del hombro y se debe a que los tejidos y ligamentos se aflojan o rompen.



Síntomas

Los síntomas que se presentan son:
• Dolor.
• Espasmo muscular que agrava el dolor.
• Hinchazón.
• Entumecimiento: no se puede movilizar el hombro ni el brazo.
• Deformidad en el hombro.
• Debilidad.
• Moretones pueden aparecer en la piel.

A veces la luxación puede provocar también lesión en los nervios del hombro y dejar como secuela permanente la imposibilidad de elevar el brazo.
La articulación del hombro puede dislocarse hacia adelante, hacia atrás o hacia abajo. La más frecuente es el deslizamiento hacia adelante (inestabilidad anterior).
En los casos de luxaciones recurrentes, que pueden ser en forma parcial o total, hay dolor e inestabilidad al levantar el brazo o moverlo en dirección opuesta al cuerpo. Al levantar el brazo sobre la cabeza, el hombro se puede sentir como si se “desliza fuera de su lugar” o tener una sensación incómoda, poco común, que algunas personas la refieren como que tienen "muerto" el brazo.


2. Esguinces o esfuerzos repetidos

Algunas personas con inestabilidad del hombro nunca han tenido una luxación. Muchos de ellos tienen más laxos o flojos los ligamentos de su hombro por su anatomía normal y otras veces, es el resultado de movimientos repetitivos del brazo por encima de la cabeza como cuando se practica natación, tenis o voleibol como ejemplos de algunas actividades que pueden estirar los ligamentos del hombro. Muchas actividades laborales requieren trabajar con el brazo elevado por encima de la cabeza y haciendo movimientos repetitivos.

Tener los ligamentos laxos o flojos puede hacer que sea difícil mantener la cabeza del húmero centrada en la glenoides y el hombro permanecer estable. Movimientos repetitivos o esfuerzos con el brazo pueden provocar mas lesión en un hombro debilitado. Esto puede resultar en un hombro doloroso e inestable.


3. Inestabilidad multidireccional

En una pequeña minoría de pacientes, el hombro puede ser inestable sin antecedentes de lesión o de esfuerzos repetitivos. En estos pacientes, el hombro puede sentirse poco firme, flojo o suelto o salirse en todas las direcciones, es decir, la bola puede salirse hacia adelante, atrás o hacia abajo. Esto se llama inestabilidad multidireccional. Estos pacientes tienen naturalmente ligamentos laxos en todo el cuerpo y sus articulaciones tienen en general mayor movilidad.

Síntomas

Los síntomas comunes de la inestabilidad crónica del hombro incluyen:
• El dolor, causado por lesión en el hombro.
• Luxaciones repetidas del hombro.
• Sensación de que el hombro se sale de su lugar.
• Sensación constante de que el hombro está flojo, que se desliza o cuelga.

Tanto los cuadros de fricción, tendinitis, lesiones del manguito rotador o inestabilidad, los pacientes experimentan dolor al levantar el brazo.


Ver: Tratamiento - inestabilidad del hombro

Centro Modelo Junín, Pellegrini 171, Junín Bs As
Solicitar turno al Te/Fax (0236) 443-3380 - Secretarias: Laura y Silvina
secretaria@drestebancaleta.com.ar
©2010-2014 Esteban Caleta