Tratamiento quirúrgico de las deformidades de los dedos menores


Si una vez que ha sido diagnosticado de una deformidad fija en flexión de los dedos menores, conocida como “en martillo”, “en garra” o “en mazo”, los consejos “conservadores” no ayudan y las molestias están interfiriendo con sus actividades diarias , es posible que necesite una cirugía para enderezar los dedos y corregir el problema.

El procedimiento real dependerá del tipo y la extensión de la deformidad. A menudo, estas deformidades están en conjunción con una deformidad del juanete en el dedo gordo del pie.

Así, existen dos tipos de cirugía para corregir deformidades de la parte anterior del pie: la convencional y la mínimamente invasiva (MIS).

  • La cirugía convencional: por lo general se realiza de forma ambulatoria con anestesia local. Se practican incisiones en piel, se seccionan tendones y se reseca hueso o articulaciones para dejar el dedo fijo. Se dejan clavos para mantenerlos en posición correcta mientras dure la curación, los que luego, una vez fijado el hueso del dedo, deben ser retirados. El paciente debe deambular con muletas hasta que la deformidad se haya curado. E l paciente no puede volver a los zapatos normales hasta las 6 a 8 semanas.

 

  • En la cirugía MIS: a diferencia de la anterior, se realiza siempre con anestesia local y de forma ambulatoria. Se practican pequeños orificios por donde se realizan cortes en los huesos y tendones que corrigen la deformidad y luego se mantiene el dedo en posición correcta por medio de vendajes y del uso de un calzado especial post operatorio por tres semanas que le permite caminar sin ayuda externa. A las 3 semanas comienza a usar un zapato de calle y le está permitido realizar gimnasia como yoga o pilates. Al no utilizar elementos de fijación como clavos o tornillos, no es necesaria una segunda cirugía.

 

Después de la cirugía, puede haber algo de rigidez, hinchazón y enrojecimiento y el dedo del pie puede quedar un poco más largo o más corto que antes. Usted será capaz de caminar, pero no debe planear caminatas largas mientras se recupera de la cirugía y es conveniente mantener sus pies elevados tanto como sea posible.

Hay personas que han oído hablar a cerca de que los resultados de la cirugía de los dedos del pie son “terribles”. Esto no es cierto. Más del 90% de las operaciones del dedo del pie corrigen el problema para el que fueron hechas y con el advenimiento de las técnicas MIS con mejores resultados, más confort y menos dolor.

Pueden ocurrir con ambas técnicas quirúrgicas algunos problemas como:

  • La deformidad pueda recidivar en el tiempo.
  • El dedo puede estar hinchado durante varios meses, o de forma permanente en algunos casos.
  • El estiramiento del nervio en el dedo del pie puede causar hormigueo, entumecimiento o exceso de sensibilidad en el dedo del pie. Esto generalmente mejora después de unas semanas, pero puede ser permanente.

La mayoría de la gente está satisfecha con la cirugía del pie y los resultados "terribles" son poco comunes. La cirugía del dedo del pie no es fácil sin embargo y es importante que sea realizada por alguien con una formación adecuada y experiencia. Al igual que con las deformidades del juanete, la cirugía no es recomendable por razones cosméticas solamente.

Para mas información ver tratamiento/hallux Valgus

Prevención

Usted puede evitar muchos problemas en el pie, talón y tobillo con los zapatos que le queden bien. Esto es lo que debe buscar cuando compre zapatos:

  • Que tenga adecuado espacio para los dedos. Evite los zapatos con los pies en punta.
  • Mantenga bajos los talones: evitar los tacones muy altos (superiores a 5 cm). Esto le ayudará también a evitar dolores de espalda por alterar su forma de caminar.
  • Ajuste los zapatos con cordones son más espaciosos y se pueden ajustar a la medida del pie.
  • Confort: seleccione zapatos deportivos cómodos, sandalias atadas o zapatos de puntera suave, amplia, con plantillas acolchonadas y suela blanda.
  • Transpiración: Evite los zapatos de plástico y vinilo. No respiran cuando sus pies transpiran.
  • Compre zapatos al mediodía o por la tarde. Sus pies son más pequeños en la mañana y se hinchan durante el día.
  • Medida:  sus pies no pueden ser del mismo tamaño. Elija el número del que le quede más amplio.
  • Tenga en cuenta que su número de calzado cambia con el tiempo. A medida que envejece, el tamaño de su zapato puede cambiar, en especial el ancho.
  • Pregunte por el ajuste correcto. Pida que el comercio donde compra el calzado disponga del aparato necesario para estirar el zapato (horma) en los sitios que resulte estrecho o incómodo.

Links relacionados

American Academy of Orthopaedic Surgeons: http://www.aaos.org/

British Orthopaedic Foot & Ankle Society:   http://www.bofas.org.uk/

American Orthopaedic Foot & Ankle Society: http://www.aofas.org/

Mayo Clinic: http://www.riversideonline.com/health_reference/Disease-Conditions/disease-results.cfm?letter=H

The Academy of Ambulatory Foot & Ankle Surgery:   http://www.aafas.org/



Centro Modelo Junín, Pellegrini 171, Junín Bs As
Solicitar turno al Te/Fax (0236) 443-3380 - Secretarias: Laura y Silvina
secretaria@drestebancaleta.com.ar
©2010-2014 Esteban Caleta