Los Juanetes

Una de las formas más evidentes de notar la presencia de juanetes es verificar que la articulación que conecta el dedo gordo al pie está hinchada y dolorida. El término médico con el que se conoce al juanete es “hallux valgus” que en latín significa “dedo gordo del pie” desviado “hacia afuera”.

Estudios recientes afirman que una de cada 3 mujeres tienen juanetes. La causa más común de juanetes es el uso prolongado de zapatos ajustados, angostos y puntiagudos que calzan apretados y con tacos muy elevados, que aprietan los dedos del pie en una posición poco natural y hacen que el dedo gordo se desplaze hacia los dedos pequeños.

C:\Users\owner\Pictures\Web\web 2\hv.jpgC:\Users\owner\Pictures\Web\web 2\Hallux Valgus.jpg

Causas

Los juanetes se forman cuando el equilibrio normal de las fuerzas ejercidas sobre las articulaciones y los tendones de los pies se ven perturbadas. Esto puede conducir a la inestabilidad de la primer articulación metatarsofalángica, o articulación del dedo gordo con el pie, causando la deformidad. Los juanetes se desarrollan con el tiempo debido al movimiento anormal y a la presión a la que está sometida la articulación del dedo gordo.

como se deforma el pie 1.jpgcomo se deforma el pie 2.jpgcomo se deforma el pie 3.jpg

Una ocupación que pone tensión adicional en los pies es la de las bailarinas y se ha señalado como una causa de hallux valgus. Los juanetes pueden estar asociados con varias formas de artritis, incluyendo formas inflamatorias como la gota o degenerativas como la artrosis, haciendo que el cartílago protector que cubre el dedo gordo se deteriore.

C:\Users\owner\Pictures\Web\web 2\gota.jpgjuanete final.jpg


Gota Artritis

Este tipo especial de artritis puede ser diagnosticado sólo por examen médico, radiografías y pruebas de laboratorio y debe ser tratada con dieta y medicamentos especiales.

Los juanetes tienden a darse también de forma hereditaria, pero eso no quiere decir que si usted tiene un juanete sus hijos inevitablemente lo padecerán. Los juanetes son un poco más frecuentes en personas con articulaciones muy flexibles y esto sí puede ser hereditario.

Se suelen asociar a los juanetes también otras deformidades tales como dedos en “mazo”, en “garra” o en "martillo", o un "juanetillo" en la parte externa del pie. Los callos en los dedos y las callosidades en la planta del pie son también problemas frecuentes. Otras veces puede estar presente el entumecimiento o cosquilleo en la parte interna del dedo gordo producida por la irritación del nervio que por allí transcurre.

Síntomas

Con un juanete, la base del dedo gordo del pie (articulación metatarso-falángica) se hace más grande y sobresale. El pie puede llegar a ser tan amplio que es difícil conseguir los zapatos de ancho suficiente. La piel sobre el mismo puede ser roja y delgada. El uso de cualquier tipo de zapato puede ser doloroso. Esta articulación se flexiona con cada paso que se da y cuanto más grande sea el juanete, más duele al caminar. La “bursitis” es una complicación; es una inflamación dolorosa que se produce por el roce del zapato y a veces también la piel de la deformidad se pone roja y caliente. La piel en la parte inferior del pie puede llegar a ser más gruesa y dolorosa (callosidad). La deformidad lleva el dedo gordo hacia el segundo dedo del pie y puede quedar por arriba, por debajo o entrecruzarse con éste. También empujar y desalinear al tercer dedo.

C:\Users\owner\Pictures\Web\web 2\hallux valgus 2.jpgC:\Users\owner\Pictures\Web\web 2\hallux bajo 2do.jpg

Un juanete avanzado puede hacer que el pie se vea deformado. Si el juanete es demasiado grande, puede volverse difícil el caminar. El dolor puede llegar a ser crónico y desarrollar artrosis en la articulación.

Aunque los juanetes a menudo no requieren tratamiento médico, la consulta médica está indicada cuando hay:

  • Dolores persistentes en el dedo gordo del pie o dolor en el pie
  • Una protuberancia visible y dolorosa en el dedo gordo del pie
  • Disminución de movimiento del dedo gordo del pie o de los otros dedos
  • Dificultad para encontrar zapatos que calcen adecuadamente

El diagnóstico de una deformidad de juanete se realiza con una cuidadosa historia clínica y examen físico. La gravedad de la enfermedad está determinada por el nivel de dolor del paciente y el grado de deformidad que es evaluado en las radiografías por medición de los ángulos entre el pie y los dedos.

Juanete de los Adolescentes

Los jóvenes adolescentes (sobre todo las niñas de 10-15 años de edad) pueden desarrollar juanetes. A diferencia de los adultos con juanetes, el joven puede mover la articulación afectada. El adolescente puede sentir dolor y dificultad para usar zapatos. El tratamiento consiste en utilizar zapatos blandos y grandes. La cirugía de juanetes en adolescentes no es recomendable a menos que sufra dolor extremo y el problema no mejore con los cambios de calzado. Si el adolescente es sometido a cirugía de juanete, sobre todo antes de que se haya desarrollado completamente, hay grandes posibilidades de que su problema volverá.

Juanetillo del 5to metatarsiano

Los juanetes pueden también ocurrir en la articulación del dedo pequeño del pie (juanetillo). También llamado “Juanetillo de Sastre” (por la callosidad que sufrían en la parte externa del pie estos profesionales), “Taylor´s Bunion” en lengua inglesa y “Bunionette” en la francesa, es una protuberancia dolorosa en la parte exterior del pie, en la base del dedo pequeño. También puede tener callosidad dolorosa y bursitis en el mismo lugar. Un juanetillo es muy parecido a un juanete. El uso de zapatos que son demasiado apretados pueden provocarlo. Los síntomas de los juanetillos son similares a los de los juanetes e incluyen enrojecimiento, hinchazón y dolor en el sitio de la deformidad. Estos síntomas se producen cuando el zapato apretado roza con el juanetillo, irrita los tejidos blandos que están por debajo de la piel y produce la inflamación. Esta irritación puede ocurrir por un desequilibrio mecánico del pie y está agravado por el uso de zapatos que son demasiado estrechos en la punta, produciendo roce constante y presión que a la larga puede hacer que la deformidad sea más intensa.
Se debe usar zapatos cómodos con la parte superior blanda y la puntera amplia. En los casos de dolor persistente o grave deformidad, la corrección quirúrgica puede ser necesaria.

Links relacionados

American Academy of Orthopaedic Surgeons: http://www.aaos.org/

British Orthopaedic Foot & Ankle Society: http://www.bofas.org.uk/

American Orthopaedic Foot & Ankle Society: http://www.aofas.org/

Mayo Clinic: http://www.riversideonline.com/health_reference/Disease-Conditions/disease-results.cfm?letter=H

The Academy of Ambulatory Foot & Ankle Surgery: http://www.aafas.org/

 

Ver: Tratamiento - Hallux valgus

Centro Modelo Junín, Pellegrini 171, Junín Bs As
Solicitar turno al Te/Fax (0236) 443-3380 - Secretarias: Laura y Silvina
secretaria@drestebancaleta.com.ar
©2010-2014 Esteban Caleta